La rotación de agujeros negros podría abrir portales suaves para naves espaciales hipersónicas

Uno de los escenarios de ciencia ficción más apreciados es el de utilizar un agujero negro como portal a otra dimensión, tiempo o universo. Esa fantasía puede estar más cerca de la realidad de lo que se imaginaba.

Los agujeros negros son quizás los objetos más misteriosos del universo. Son la consecuencia de la gravedad que aplasta sin límite a una estrella moribunda, conduciendo a la formación de una verdadera singularidad, lo que ocurre cuando toda una estrella se comprime hasta un solo punto, dando lugar a un objeto de densidad infinita. Esta densa y caliente singularidad perfora un agujero en el tejido del espaciotiempo mismo, abriendo posiblemente una oportunidad para viajar por el hiperespacio. Es decir, un atajo a través del espaciotiempo que permite viajar a través de distancias de escala cósmica en un período corto.

Los investigadores pensaron anteriormente que cualquier nave espacial que intentara utilizar un agujero negro como portal de este tipo tendría que contar con la naturaleza en su peor momento. La singularidad caliente y densa haría que la nave soportara una secuencia de estiramiento y compresión de la marea cada vez más incómoda antes de ser completamente vaporizada.

Volar a través de un agujero negro

Mi equipo de la Universidad de Massachusetts en Dartmouth y un colega del Georgia Gwinnett College han demostrado que no todos los agujeros negros son iguales. Si el agujero negro como Sagitario A*, ubicado en el centro de nuestra propia galaxia, es grande y rotativo, entonces el panorama para una nave espacial cambia dramáticamente. Esto se debe a que la singularidad con la que tendría que lidiar una nave espacial es muy suave y podría permitir un paso muy pacífico.

Videos

También te puede interesar