¿Acaban de batir el récord de superconductores de alta temperatura? Tal vez.

Un superconductor permite que la electricidad fluya a través de él perfectamente, sin perder nada.

Ahora, los científicos han descubierto un material superconductor que funciona a una temperatura posiblemente récord, acercándose un paso más al objetivo de alcanzar esa perfección a temperatura ambiente.

Si las cosas se enfrían lo suficiente, los electrones atraviesan los metales sin generar resistencia, calentamiento o ralentización. Pero este fenómeno, conocido como superconductividad, ha funcionado históricamente sólo a temperaturas extremadamente frías que están un poquito por encima del cero absoluto. Esto los ha hecho inútiles para aplicaciones como el cableado eléctrico extremadamente eficiente o los superordenadores increíblemente rápidos. En las últimas décadas, los científicos han creado nuevos materiales superconductores que funcionan a temperaturas cada vez más altas.

En el nuevo estudio, un grupo de investigadores se acercó aún más a su objetivo al crear un material superconductor a -9 grados Fahrenheit (-23 grados Celsius), una de las temperaturas más altas jamás observadas.

El equipo examinó una clase de materiales llamados hidruros superconductores que, según cálculos teóricos, serían superconductores a temperaturas más altas. Para crear estos materiales, utilizaron un pequeño dispositivo llamado célula de yunque de diamante que se compone de dos pequeños diamantes que comprimen los materiales a presiones extremadamente altas. [La Física Misteriosa de 7 Cosas Diarias]

Colocaron una pequeña muestra de un metal blanquecino y suave llamado lantano dentro de un agujero perforado en una delgada lámina de metal que estaba llena de hidrógeno líquido. La instalación estaba conectada a cables eléctricos finos. El dispositivo apretó la muestra a presiones entre 150 y 170 gigapascales, lo que representa más de 1,5 millones de veces la presión a nivel del mar, según el comunicado. Luego utilizaron rayos X para examinar su estructura.

A esta alta presión, el lantano y el hidrógeno se combinan para formar el hidruro de lantano.

Los investigadores encontraron que a -9 F (-23 C), el hidruro de lantano demuestra dos de tres propiedades de superconductividad. El material no mostró resistencia a la electricidad y su temperatura bajó cuando se aplicó un campo magnético. No observaron el tercer criterio, la capacidad de expulsar los campos magnéticos mientras se enfriaban, porque la muestra era demasiado pequeña, según un artículo adjunto de News and Views en la misma edición de la revista Nature.

«Desde un punto de vista científico, estos resultados sugieren que podríamos estar entrando en una transición de descubrir superconductores mediante reglas empíricas, intuición o suerte a ser guiados por predicciones teóricas concretas», escribió en el comentario James Hamlin, profesor asociado de física de la Universidad de Florida, que no formaba parte del estudio.

De hecho, un grupo reportó hallazgos similares en enero en la revista Physical Review Letters. Esos investigadores encontraron que el hidruro de lantano podría ser superconductor a una temperatura aún más alta de 44 F (7 C), siempre y cuando la muestra fuera llevada a presiones más altas – alrededor de 180 a 200 gigapascales.

Pero este nuevo grupo encontró algo muy diferente: A esas altas presiones, la temperatura a la que el material muestra superconductividad disminuye abruptamente.

La razón de la discrepancia en los hallazgos no está clara. «En tales casos, se necesitan más experimentos, datos y estudios independientes», dijo a Misterius.net el autor principal Mikhail Eremets, investigador de química y física de alta presión del Instituto Max Planck de Química de Alemania. «Ahora sólo podemos discutir.»

El equipo está planeando ahora tratar de reducir la presión y elevar la temperatura necesaria para crear estos materiales superconductores, de acuerdo con la declaración. Además, los investigadores continúan buscando nuevos compuestos que podrían ser superconductores a altas temperaturas.

El grupo publicó sus hallazgos ayer (22 de mayo) en la revista Nature.

  • Física Chiflada: Las partículas más frías de la naturaleza
  • El poder del futuro: 10 Maneras de Correr el Siglo 21
  • Los mayores misterios sin resolver en física

Publicado originalmente en Misterius.net .

También te puede interesar